IES en Lenguas Vivas "Juan R. Fernández"

Residencia del TI

10/04/2010 11:48

[Artículo de opinión] Por Mariana Passo

25 es el número personas que según Bedelía quedaron fuera de la Residencia del Traductorado en Inglés este año. El año pasado quedaron varias personas afuera también (al menos 7 en cada cuatrimestre ) y conozco por lo menos tres personas que ya se anotaron 3 veces (1 año y medio vacante) y no les salió.  

El problema no es nuevo ni es uno solo. Hay varias hipótesis sobre cuál puede ser la causa, lo que faltan son estudios fehacientes y científicos que nos den una respuesta final. Según mi parecer y luego de haber planteado la problemática en varias oportunidades y con diferentes personas, y luego de haber realizado una encuesta entre los alumnos que cursaron la Residencia el año pasado, todas las posibilidades se resumen en dos macrohipótesis:
 
Hipótesis 1: Se reciben más personas por año. 
Esta es una posibilidad que no tiene fundamento aún, pues hace falta un estudio que indique cuántas personas rinden su última materia entre diciembre y marzo para poder calcular la cantidad aproximada de vacantes nuevas que se solicitarán en consecuencia.
Este hecho podría deberse a la red de comunicación lograda a través de los foros de estudiantes en internet y la actitud proactiva de colaboración mutua generada por los estudiantes mismos, que buscan y encuentran en los foros contención, ayuda y participación que los conecta con su carrera desde otro plano y los ayuda a superar los diferentes obstáculos que antes eran una causa de deserción; otra causa puede ser el mayor acceso a la información sobre la carrera a través de los sitios web de ProCET (tanto la página, como los foros, la encuesta de profesores y el banco de apuntes) y del Lenguas Vivas (aunque este último es demasiado reciente) que ayuda a los ingresantes a conocer mejor los contenidos de la carrera y, en definitiva, a saber que esta carrera no se trata solamente de "profundizar los conocimientos de inglés"; por último, puede también deberse al incentivo laboral que hemos visto crecer en los últimos años. El interés de los aspirantes por la carrera en sí no influye estadísticamente porque el cupo sigue siendo el mismo, aunque desconozco cuántas personas quedan afuera en comparación con años anteriores.  
 
Hipótesis 2: La cantidad de reprobados va en aumento 
Este no es un problema menor, y según las encuestas que realicé el año pasado, hay demasiados casos. Lo peor es que se trata de personas que muchas veces tienen un promedio superior a 7 puntos en la carrera. Creo que es imperante realizar un estudio de por qué estas personas no aprueban la Residencia. Hasta ahora sólo existen comentarios aislados de parte de los profesores y de los alumnos que en resumen atribuyen la causa a: 1) La gran brecha conceptual que existe entre los profesores de Lengua Española (generativistas) y los de Traducción (prescriptivistas); 2) la preparación insuficiente (y en particular según con qué profesor hayan cursado Traducción Técnica II); 3) si el alumno tiene hijos pequeños -o, en el caso de las alumnas, está embarazada- está menos preparado mentalmente para cursar; 4) el alumno repitente también repitió las materias de traducción en varias oportunidades.
 
Es imposible estimar con exactitud cuántas personas reprobaron el año pasado, sin tener acceso a los libros de actas de Bedelía, pero sabemos que son muchos por la cantidad de personas que lo mencionaron en el foro de inglés. Por eso creo que el Lenguas debería hacer una investigación en profundidad. Por otra parte, es difícil entender cómo una persona puede NO aprobar una materia por conocimientos que no le fueron impartidos en ella ni en ninguna de las 30 materias anteriores (recordemos que hay personas con 9 de promedio que no aprobaron la Residencia por lo menos en primera instancia). También resulta incomprensible por qué la evaluación del esfuerzo de toda una carrera queda supeditada al criterio de una sola persona. En cualquier licenciatura, para hacer un trabajo final, al alumno se le asigna un tutor y el trabajo final es evaluado por un tribunal compuesto por tres personas. Incluso en el Lenguas Vivas se aplica ese criterio para todas las instancias de evaluación a lo largo de la carrera, pero sorpresivamente, no para la instancia final y más importante por ser la más integral de todas. Sería interesante que el estudio propuesto indicara cómo se evalúa a los alumnos de traducción en otros países y en otras casas de estudio de nuestro país. 
 
Por otra parte, es inaudito que una entidad educativa le impida a los alumnos recibirse en el tiempo estipulado en la guía del estudiante que les hacen comprar al anotarse por falta de vacantes o profesores. Hay casos de alumnos que ya rindieron su última materia hace un año y medio y todavía están esperando una vacante para entrar en la Residencia. Recién este año se pidió presupuesto al Ministerio para abrir "temporalmente" dos cátedras, ahora que el cuatrimestre ya comenzó y la mayoría de los profesores ya tienen sus horarios organizados para todo el año.   
 
Creo que todas las razones expuestas son un indicativo de que en el Traductorado de Inglés hay fallas estructurales que piden a gritos un estudio profundo y soluciones profundas. Señores, esto no da para más. La carrera se transforma en una especie de chicle que se estira sin fin y los únicos perjudicados somos los alumnos, que invertimos en esta carrera el mismo tiempo que nos hubiera costado un doctorado, para conseguir un titulo terciario no universitario que tiene más valor en el exterior que en nuestro propio país. 

Comentarios de los lectores

No comments found.
 

Webmaster: Mariana Passo. ProCET © 2008 All rights reserved.

Create a free websiteWebnode